• Caballa

    Mide entre 25 y 45 cm de longitud y puede alcanzar 4,5 kg de peso.
  • Melva

    Su aroma y sabor mucho más intenso que la del resto de los pescados de la familia del atún.
  • 1
  • 2

Tag Archives: consejo regulador

Bienvenidos a nuestra Web

fotobase

Las marcas andaluzas que cumplen este requisito, se someten a rigurosos controles, tanto en su proceso de  fabricación como en el producto terminado.

Por eso, cuando una marca ostenta el distintivo del Consejo Regulador está garantizando al consumidor un producto con las máximas condiciones de calidad.

Productos Elaborados

fotobase_elaborados

Las conservas de Caballa y Melva elaboradas bajo el Reglamento del Consejo Regulador son sometidas a los procesos de descabezado y eviscerado del producto y lavado hasta la adecuada eliminación del sangre y el mucus. El cocido se efectúa introduciendo el pescado en una disolución de sal en agua potable en ebullición. A continuación se realiza el pelado del pescado que lleva a cabo de forma manual, lo que tiene una especial importancia dentro del proceso de elaboración del producto, ya que al no utilizar productos químicos, permite al pescado mantener sus características naturales y conseguir un producto de óptima calidad y seguridad alimentaria.

Una vez obtenidos los filetes de pescado, limpios de piel y de espinas, se envasan manualmente en recipientes metálicos o de cristal añadiendo el aceite de oliva o girasol y cerrando herméticamente los envases que posteriormente son esterilizados mediante un tratamiento térmico suficiente para destruir cualquier microorganismo.

Las técnicas artesanales utilizadas en la elaboración, garantizan que el pescado conserva todas sus propiedades naturales que evidentemente, en una manipulación manual, no pueden ser alteradas. Los veedores del Consejo Regulador garantizan por medio de sus inspecciones periódicas que los procesos responden a las exigencias del Reglamento y que éste se cumple en su totalidad, tal como lo demuestra los registros que se forma habitual se elaboran y que son a su vez supervisados por la Consejería de Agricultura y Pesca.

EL CONSEJO REGULADOR GARANTIZA UN PRODUCTO NATURAL ELABORADO POR TÉCNICAS TOTALMENTE ARTESANALES

Productos

fotolatproductos

El Reglamento del Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas CABALLA DE ANDALUCÍA Y MELVA DE ANDALUCÍA, define de forma concreta las especies que sirven para la elaboración de las conservas amparadas por él, y que son la Scomber Japónicus y la Scomber Colias para la Caballa y la Auxis Rochei y Auxis Thazard para la Melva, estas especies son las que se habitualmente se dan en nuestras costas.

El Reglamento también establece que el pelado del pescado debe hacerse de forma manual sin la utilización de productos químicos que aceleren este proceso ni de ningún tipo de conservante. Los procesos deben realizarse en su totalidad en las fábricas que deben partir del pescado y finalizar en la conserva totalmente elaborada y envasada. Las fábricas deben estar ubicadas en las localidades que de forma específica se indica en el Reglamento.

Igualmente el Reglamento fija como únicos líquidos de cobertura a utilizar en estas conservas, el aceite de oliva y el aceite de girasol. Todos estos extremos son verificados por los veedores del Consejo Regulador de forma periódica garantizando con ello su cumplimiento.

Por tanto, las condiciones de estas conservas las hacen ser un producto natural típico de la dieta Mediterránea, con una calidad excepcional y una alta seguridad alimentaria. El pescado azul utilizado como materia prima, aporta el ácido omega tres de alto valor preventivo de las enfermedades cardiovasculares, como se ha podido demostrar, y a él se le une el ácido oleico aportado por el aceite de oliva, formando un producto de alto valor nutritivo y excelentes condiciones para la salud.

Consejo Regulador

Faro y fondeo

La entrada de España en la CE unida a la ampliación de los caladeros de Marruecos y a la situación de la pesca en general, forzosamente tenía que influir en el sector de la conserva y así sucedió, las pequeñas y medianas empresas cuyos procesos artesanales les obligaban a emplear mucha mano de obra, se vieron muy afectadas, pero al mismo tiempo las excelentes características de sus productos, con una elaboración totalmente artesanal y sin utilizar ningún tipo de conservante ni otros productos químicos, no se podía peder y por ello, en el año 1997, un grupo de fabricantes de conservas de Caballa y de Melva de las provincias de Cádiz y Huelva que utilizaban estas técnicas artesanales para elaborar sus conserva, constituyeron con la ayuda y el apoyo de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, la Asociación de Fabricantes de Conservas “Andaluces Artesanos de la Mar”. Este fue el primer paso, ya que lo que se buscaba era llegar a una Indicación Geográfica Protegida (Denominación específica como se conoce en España), que reconociera los aspectos diferenciales y de excelencia que tienen estos productos.

Con el esfuerzo de todos y el apoyo de la Administración Andaluza, el día 16 de Julio de 2003 se culminaban los anhelos de estos empresarios que habían creído profundamente en la calidad de sus productos y en la bondad y fiabilidad de sus procesos artesanales, ya que el Ministerio de Agricultura y Pesca, le otorga la Acreditación Provisional Transitoria, que le permite actuar como Consejo Regulador hasta el Registro Comunitario como Indicación Geográfica Protegida, lo que se produce el 7 de Abril de 2009. Las condiciones que las conservas de Caballa y Melva amparadas por el Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas Caballa de Andalucía y Melva de Andalucía deben cumplir, están definidas en el Reglamento, que ha recibido la aceptación de las Administraciones Central, Autonómica y de las Autoridades Comunitarias, que como antes hemos indicado le han otorgado el Registro Comunitario, reconociendo la calidad de las conservas de Caballa y Melva y la seguridad de los procesos artesanos utilizados y que de forma continua son controlados por el Consejo Regulador. Como antes hemos indicado el Reglamento define las características de las materias primas las especies utilizadas, los procesos de elaboración, la necesidad de estos se realicen en su totalidad en empresas ubicadas en la Comunidad Autónoma de Andalucía, la prohibición de utilizar productos químicos y/o conservantes en cualquier fase de su proceso de elaboración y la utilización únicamente de aceite de oliva o girasol, como líquido de cobertura.

EL CONSEJO REGULADOR GARANTIZA UN PRODUCTO NATURAL, ELABORADO POR TÉCNICAS TOTALMENTE ARTESANALES Y SIN LA UTLIZACIÓN DE CONSERVANTES NI NINGÚN OTRO PRODUCTO QUÍMICO.